Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Ruth Roman’

Western moderno, drama familiar con ribetes de cine negro, Hathaway firmó esta adaptación de Simenon para la Fox, en 1956.


El retorno del pasado, encarnado en un hermano fugitivo y algo desequilibrado, al seno de una acomodada familia, poseedora de un rancho en la frontera de Arizona con México es la excusa argumental del film, cuyo núcleo es el proceso de conocimiento y reconciliación de los dos hermanos, el dilema moral que tendrá que solventar el hermano mayor (ajustado pero algo envejecido Joseph Cotten), apoyado por su esposa (estupenda Ruth Roman, gran actriz poco reconocida pese a los numerosos títulos notables que atesora en su filmografía), escindido entre la fidelidad a su status social y el mantenimiento de la imagen de triunfador de la que disfruta en la localidad (prestigioso abogado y asentado ranchero), entre la preeminencia hipócrita de su estabilidad social y familiar (pese a que esta se encuentra agrietada por el fantasma de la infelicidad e incomunicación conyugal, debido a la esterilidad de la pareja) y la reconciliación y ayuda a su prófugo hermano, huido de la cárcel en la que ha pasado cinco años por culpa de una reacción violenta causada por su carácter psicótico y su adicción al alcohol (el habitualmente blando Van Johnson, creíble, en uno de los más destacados papeles de su carrera).

Todo ello, enmarcado en un medio natural hostil, exacerbado, ya que la frontera (lugar moral más que otra cosa, como es habitual en el género, enclave propicio a la encrucijada vital, a la decisión al filo) es infranqueable debido a la crecida del río, lo que imposibilita la huida, la redención, la nueva vida que espera en México, donde espera la familia. Resulta destacable el uso de la feracidad de la naturaleza, las torrenciales lluvias que asolan la ciudad como metáfora de los turbulentos procesos a que se ven abocados los personajes, especialmente, en el desenlace final cuando ambos hermanos intentan cruzar el río, sin conseguirlo, pero logrando la verdadera finalidad de su escapada, la redención personal, el reencuentro con sus raíces y su pasado.
Hathaway narra con potencia y buena mano este drama familiar, ayudado en una notable fotografía en magnífico scope y color, firmada por Lee Garmes, y adornado con excelentes y acerados diálogos (algo presumible dado el notable origen literario), logrando uno de sus mejores films de madurez, pese a que él mismo no la recordara con especial cariño y no estuviera especialmente contento con sus resultados. El equilibrio entre la tensión y potencia de las escenas íntimas, de enfrentamiento familiar en interiores y el vuelo dramático de las escenas en exteriores, cuando los personajes huyen e intentan encontrarse (magnífica escena de la huida del personaje de Van Johnson, a punto de ser atropellado por el tren y despertado por el mismo tras haber caído en una cuneta) está logrado y confiere al film de una gran potencia dramática y solidez.

IMDB

*****


Read Full Post »