Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Actores’ Category

Días atrás, en las últimas semanas del 2009, recibimos la noticia del fallecimiento, a los 90 años de edad, del actor irlandés Richard Todd, recordada presencia del cine británico y hollywoodiense, especialmente en los años cuarenta y cincuenta. De notable presencia física pero limitada ductilidad interpretativa, Todd fue un galán de segunda línea, un actor sólido pero carente del aura especial que acompaña a las grandes estrellas.

Natural de Dublín, Richard Andrew Palethorpe-Todd (ese era su verdadero nombre, apocopado para su alias artístico) fue condecorado por su actividad como soldado en la 2ª Guerra Mundial, hecho que interrumpió su incipiente y prometedora carrera teatral. Reincorporado tras el fin del conflicto, Todd comenzaría a trabajar en el cine americano, destacando en el terreno del melodrama (Lightning strikes again), el género bélico (The dam busters, The hasty heart, D-Day of sixth of June) o el histórico (Rob Roy, La reina vírgen, The sword and the rose, Santa Juana).
Especialmente recordada fue su participación en el film dirigido por Alfred Hitchcock en Inglaterra (Pánico en la escena) o su aparición en el mítico film-río bélico de exaltación aliada (El día más largo).
Logró una nominación al Oscar por su papel en The hasty heart y la condecoración como Oficial del Imperio británico (1993), dedicándose desde los años sesenta en adelante a la televisión, espaciada aunque continuadamente, hasta apenas unos años antes de su fallecimiento.

Anuncios

Read Full Post »

Aunque esté uno saturado y cansado del recurso fácil de las efemérides y los aniversarios más o menos redondos en el mundo del cine y la cultura, en ocasiones no queda más remedio que echar mano de ello para recuperar de manera ocasional parte de la visibilidad y atención mediática que parece perdida y preterida hoy día para el cine clásico.

Me gustaría recordar ahora los centenarios de tres rutilantes estrellas, de tres excelentes y carismáticos actores cuya efemérides ha tenido lugar en lo que va transcurrido del presente año.

SULLAVAN

Margaret Sullavan (1909-1960)

Sutil y carismática actriz del hollywood de los treinta, década en que fuera una de las más rutilantes estrellas de la pantalla, desde su debut en el film Parece que fue ayer, versión anticipada del clásico de Ophuls Carta de una desconocida, según el relato de Stefan Zweig, a lo largo de una notable lista de títulos, especialmente en el terreno del melodrama: Little man, what now?, Tres camaradas, The shining hour o The mortal storm (todas dirigidas por su dilecto Frank Borzage), So red the rose (King Vidor), So ends our night (John Cromwell), o Back street (en la notable versión dirigida por Stevenson, menos prestigiada que las de Stahl o David Miller). También destacó en el terreno de la comedia, dotada de una especial gracilidad, en títulos como The good fairy (Wyler) o, especialmente, el maravilloso clásico de Lubistch, El bazar de las sorpresas, junto a James Stewart.
Con una vida personal ajetreada (se casó cuatro veces, con gente como William Wyler o Henry Fonda, entre otros), eclipsada su estrella en los años 40 y 50, fallece prematura y accidentalmente con poco más de cincuenta años, víctima de una sobredosis de barbitúricos.

james mason_2

James Mason (1909-84)

Dotado de una presencia magnética y de una memorable capacidad interpretativa, este actor británico sería uno de los más dúctiles e inclasificables intérpretes del cine clásico, capaz de alternar en su carrera el más desprejuiciado cine de género con papeles de mayor enjundia dramática.
Tras una carrera en su Inglaterra natal, donde podemos encontrar ya un ramillete de excelentes títulos como Perfidia, El séptimo velo, Larga es la noche o The wicked lady, Mason dará el salto a Hollywood en 1949, interpretando dos excelentes films firmados por Ophuls: Caught y The reckelss moment.
Convertido en un actor de prestigio, alternó divertidos papeles en el cine de aventuras, generalmente, gracias a su reverso tenebroso, como carismático malvado (El prisionero de Zenda, El príncipe valiente, 20000 leguas de viaje submarino -donde interpretaría al capitán Nemo-, el malvado de la hitchcockiana Con la muerte en los talones) con otros de mayor empaque en films como Pandora y el holandés errante, Operación Cicerón o la adaptación del shakespeariano Julio César, de la mano de J.L.Mankiewicz. Especialmente recordadas y valoradas fueron sus interpretaciones del alcoholizado y acabado Norman Maine en la versión de Ha nacido una estrella de George Cukor y Judy Gardland o del enfebrecido adicto a la cortisona de Bigger than life, dirigido por Nicholas Ray.
Entrados en los años sesenta, seguirá manteniendo su status de actor singular y prestigioso, dando un plus de calidad y excelencia a los más diversos films, entre los que cabría destacar Llamada para un muerto, La gaviota y Child’s Play (todas de Sidney Lumet), Los niños del Brasil, Viaje al centro de la tierra, Lord Jim, El hombre de McKintosh y, especialmente, la inconmensurable encarnación de Humbert-Humbert en la Lolita de Kubrick, junto a Sue Lyon y Shelley Winters.
Su último gran papel para la pantalla pudimos verlo en Veredicto final, también de Lumet, donde daba réplica a un también inmenso Paul Newman y gracias al cual, obtendría una tercera nominación al Oscar (las anteriores fueron por Ha nacido una estrella y Georgy Girl).
Poco después, en 1984, fallecería en Suiza. víctima de un ataque cardiaco, a los 75 años.

ERROL

Errol Flynn (1909-59)

Encarnación del héroe aventurero cínico y pletórico, juerguista y vividor cuyas andanzas y francachelas fueron la comidilla habitual de las páginas de sociedad del Hollywood clásico, legendario bebedor e infatigable amante. Decir Errol Flynn es evocar lo mejor y más inmarchitable del Hollywood clásico, el vitamínico y evocador cine de aventuras de los años treinta del que fuera una de sus mayores estrellas, el comprometido cine bélico y de resistencia antifascista con el que siempre colaboró, los fibrosos westerns dirigidos por Curtiz o Walsh, la química irresistible que era capaz de desprender al lado de femeninas partenaires como Olivia de Havilland, Ava Gardner o Maureen O’Hara.
Es dificil decir algo original de tamaña figura, sólo decir que siempre tendrá un lugar de honor en el olimpo de la historia del cine, gracias a interpretaciones como las de El capitán Blood, Robin de los Bosques, Objetivo Birmania, Edge of darkness, Murieron con las botas puestas, el halcón del mar, Gentleman Jim, Kim, La isla de los corsarios, etc… Verle era arder en inmediatos deseos de ser pirata o boxeador, de emular las andanzas y ademanes del general Custer o de Robin Hood.
En los cincuenta, achacoso, endeudado y depauperado físicamente, verá su estrella languidecer, pese a lo cual siempre mantuvo intanto su carisma y atractivo, en títulos pese a todo atractivos como Mara Maru, Las raíces del cielo, El señor de Ballantry, etc… Fallecerá prematuramente a los 50 años en Vancouver, víctima de un ataque cardiaco, dando lugar a un funeral que haría correr ríos de tinta en los mentideros cinematográficos y mundanos.

Read Full Post »

MALDEN_1

Si la grandeza del cine clásico ha solido residir en gran medida en la variedad y calidad de sus actores de reparto, no es menos cierto que, a menudo, alguno de sus más destacados ejemplos han rozado el status de estrella, gozando del favor y reconocimiento cinéfilo y popular.

Este es el caso del recientemente fallecido Karl Malden, presencia habitual de gran títulos, cuya prolífica carrera se alargó durante décadas, siendo admirado por diferentes generaciones de aficionados, desde sus inicios en la órbita del Actor’s Studio hasta sus últimos papeles para la pequeña pantalla. Su inconfundible rostro de peculiares facciones le convertiría en uno de las más emblemáticos actores de carácter del mejor Hollywood.

Su nombre real era Mladen George Sekulovich, nacido en 1912 en el seno de una extensa familia cuyos orígenes se encontraban en Europa del Este.

MALDEN_3

Debutó en los teatros de Broadway en 1938 y su primera aparición en Hollywood fue en el melodrama Sabían lo que querían (1940).
Tras participar en la II Guerra Mundial como miembro de la fuerza aérea de EEUU, su primer gran éxito llegó con la adaptación teatral en Nueva York de Un tranvía llamado deseo, de Tennessee Williams.

En sus inicios trabó amistad con gente como Elia Kazan o Marlos Brando, trabajando junto a ellos en proyectos teatrales como All my sons, de Arthur Miller.
Hacia 1950 retomó sus papeles en la gran pantalla, participando en notables westerns como El pistolero, de Henry King. Al año siguiente trabajó en Un tranvía llamado deseo (1951), donde interpretaba a Mitch, el mejor amigo de Stanley Kowalski y protagonizaba un romance con Blanche DuBois (Vivian Leigh). Por esta película ganó el Óscar al mejor actor de reparto.

MALDEN_2

Seguidamente pudimos verle en diferentes títulos, tales como Correo diplomático, Ruby Gentry, Yo confieso o Take the High Ground, a las órdenes de directores como Hathaway, Vidor o Hitchcock.

En 1954 interpretaría alguno de los mejores papeles de su carrera, el del padre Barry en La ley del silencio de Elia Kazan, junto a Marlon Brando, Lee J.Cobb y Rod Steiger. A continuación, de nuevo a las órdenes de Kazan, obtuvo uno de sus escasos papeles protagónicos, en Baby Doll, junto a Eli Wallach y Sue Lyon.

malden_4

Su carrera se alargó hasta los años 80, participando en algunos de los títulos más señeros del cine comercial hollywoodiense: westerns como El árbol del ahorcado, El rostro impenetrable (a las órdenes de su amigo Brando como director), Nevada Smith, El gran combate o el colosalista La conquista del Oeste; cine bélico como Bombers B-52 o Patton; dramas como All fall down, Parrish o El rey del juego, amén de un título emblemático del drama carcelario, El hombre de Alcatraz, donde encarnó al alcaide antagonista del personaje interpretado por Burt Lancaster.

En los años 70, viendo declinar su estrella, se prodigió en trabajos fuera de Hollywood, trabajando en Europa para directores como el rey del giallo, Darío Argento (El gato de nueve colas) o nuestro Isasi-Isasmendi (Verano para matar), hasta terminar trabajando principalmente para la pequeña pantalla, donde lograría éxito y popularidad en la serie policiaca Las calles de  San Francisco, al lado de un principiante Michael Douglas y mantendría una intermitente presencia, llegando incluso a aparecer el algún capítulo de la prestigiosa El lado oeste de la Casa Blanca.

MALDEN_5

Fue, además, el principal defensor de la entrega del Oscar de honor en 1999 a Elia Kazan, director de los filmes por los que el actor obtuvo sus dos candidaturas al Óscar y recordado por delatar a sus compañeros durante la ‘caza de brujas’ de los años cincuenta.

En 2004 recibió el premio honorífico del sindicato de actores de EEUU, años después de sus tres candidaturas al Globo de Oro, al que aspiró por Baby Doll, Gypsy y la serie de televisión Las calles de San Francisco (1972-77). Karl Malden se casó en 1938 con Mona Greenberg y tuvo dos hijas, Mila y Carla.

MALDEN_6

P.S.: Un soberbio artículo, una excelente entrada en un blog amigo, más info, el consabido tributo youtubesco y el memorable speech del padre Barry en La ley del silencio

Read Full Post »

whitmore_1

Falleció días atrás, a los 87 años, James Whitmore, uno de esos actores de carácter y físico reconocible que, como secundario en numerosos films, ayudaron a dar lustre al mejor cine clásico.
Neoyorkino de origen, en su juventud fue destacado futbolista y soldado en el frente del Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial. Pese a la oposición de su familia, decidió dedicarse a la interpretación, comenzando a aparecer en pequeños papeles en el cine.
Dentro de su nutrida filmografía destacaron sus papeles en notables títulos del cine negro, como Relato criminal (Joseph H.Lewis), La jungla del asfalto (John Huston) o Crime in the streets (Don Siegel).
Uno de sus papeles más recordados de su primera época, amén de uno de los escasos protagonistas a que tuvo acceso, fue el del clásico de ciencia-ficción de serie B, La humanidad en peligro, dirigido por Gordon Douglas.
Obtuvo además una nominación al Oscar y un Globo de Oro, en 1949, por su interpretación en el film bélico Fuego en la nieve, a las órdenes de William A.Wellman.

whitmore_3En los años sesenta siguió siendo una presencia habitual en notables títulos como El planeta de los simios, Tora Tora Tora o Brigada homicida. Cuando su estrella declinó continuó trabajando en el teatro (junto a su esposa Audra Lindley) y en la televisión (especialmente en la serie de culto, The twilight zone), espaciando mucho más sus apariciones en la gran pantalla, hasta que el director Frank Darabont lo recuperó del olvido, otorgándole el jugoso papel de recluso bibliotecario que acaba suicidándose al recuperar la libertad, en ese clásico moderno del cine carcelario que es Cadena perpetua. Whitmore aprovechó la oportunidad, recuperando cierta notoriedad entre el público cinéfilo más joven.

En los últimos años pudimos seguir disfrutando de su presencia en títulos con The relic, The majestic o algunos episodios de la célebre serie CSI.

whitmore_2

Read Full Post »

En la sección del programa de la 2 Días de Cine, Mi secuencia favorita, el director de actor y escritor español Jordi Mollá, rememorando una de sus películas favoritas de la historia del cine, 8 1/2 de Federico Fellini.

Read Full Post »

purdom

Días atrás fallecía a la edad de 84 años el actor británico Edmund Purdom, famoso por protagonizar la adaptación de la novela Sinuhé, el egipcio de Mika Waltari en 1952, lo cual le confirió el derecho a un lugar en la memoria de todo cinéfilo pero eclipsó el resto de su filmografía, iniciada en Broadway años antes.

Read Full Post »

montalban_1

Se conoció días atrás la noticia del fallecimiento a los 88 años de edad del actor de origen mexicano Ricardo Montalbán. Considerado como uno de esos actores latinos que consolidó el estereotipo de latin lover en el cine hollywoodiense, Montalbán tiene una extensa filmografía a sus espaldas, donde destacan títulos como La hija de Neptuno o En una isla contigo (junto a la nadadora Esther Williams),  Mi amor brasileño, Sayonara, Dominique, Sweet Charity o La mujer X.

Destacó también en el western, normalmente en papeles de indio, como en las excelentes El gran combate, de John Ford o Más allá de Missouri, de W.A.Wellman, dedicándose a partir de los años sesenta a la televisión, especialmente recordado por su participación en la mítica serie Star Trek.

Obit Montalban

Read Full Post »

Older Posts »